Contenders Trials está en plena ebullición: los mejores equipos de la Open Division se juegan contra los descendidos de la temporada 1 de Contenders el derecho a representar a sus regiones en la temporada 2 de Contenders.

Para algunos equipos, la temporada 2 será la primera experiencia competitiva a este nivel; para otros, la oportunidad de seguir ganando; y para unos pocos afortunados, una ocasión para redimirse.

La acción arranca en julio, justo tras la conclusión de Contenders Trials. Las fechas de inicio son las siguientes:

China: 1 de julio

Australia: 2 de julio

Europa: 2 de julio

Norteamérica: 3 de julio

Corea: 4 de julio

Sudamérica: 5 de julio

Pacífico: 6 de julio

La temporada 2 de Contenders se jugará con el parche 1.24 (el actual de los servidores comerciales de Overwatch) y la siguiente reserva de mapas:

Control

  • Torre Lijiang
  • Oasis
  • Ilios (desempate)

Híbrido

  • Eichenwalde
  • King's Row

Asalto

  • Templo de Anubis
  • Industrias Volskaya

Escolta

  • Ruta 66
  • Observatorio: Gibraltar
  • Rialto

Cabe destacar que la temporada 2 de Contenders marcará el debut en los esports de Overwatch del último mapa de escolta del juego: ¡Rialto!

Mientras tanto, podéis vuestras ganas de que empiece la temporada 2 de Contenders reviviendo algunos de los mejores momentos de la temporada 1 desde el punto de vista de nuestros equipos de retransmisión regionales.

Australia

Mi momento favorito fue ver los dos primeros mapas del encuentro entre Blank Blue y Legacy en el que se jugaban el segundo puesto del grupo A durante la última semana de la temporada regular. Ambos mapas acabaron casi igualados y nos permitieron disfrutar de los que seguramente fueron los momentos más emocionantes de la temporada 1 de Contenders de Australia.

En mi opinión, el aspecto más positivo de la primera temporada de Contenders de Australia fue lo mucho que los equipos crecieron y mejoraron juntos. A lo largo de los últimos meses, da la sensación de que hemos pasado de ser una región con uno o dos equipos de primer nivel a tener varias organizaciones importantes que luchan por ser la número uno.

China

Creo que la temporada 1 de Contenders nos reportó mucho más que la actuación estelar de los jugadores en conjunto: fue la sensación rebosante de adrenalina —y, al mismo tiempo, reconfortante— que habíamos estado esperando recibir de nuestras estrellas locales. El camino hacia la victoria no fue sencillo en ningún momento, así que pudimos vivir los obstáculos que todos tuvieron que superar los equipos para alcanzar la grandeza y compartimos sus sonrisas y lágrimas durante ese tiempo.

Mi momento favorito de la temporada 1 fue la séptima partida de la final, en Junkertown. Era evidente que el agotamiento había hecho acto de presencia para el equipo de LGD, tanto física como mentalmente. Yo mismo fui jugador profesional y, si hubiera estado sobre el escenario, seguramente habría estado diciendo «¡No os rindáis!», aun sabiendo cuál iba a ser el resultado. Sin embargo, los jugadores de LGD lucharon hasta el final y demostraron su destreza a pesar de encontrarse al límite físico y mental. Es increíble que los 12 exhibieran un nivel de juego tan fantástico en la séptima partida y el último mapa de la temporada. Se me saltaron las lágrimas incluso antes de que acabara el encuentro.

Europa

Lo más destacado de la temporada 1 para mí fue el salto a la palestra de un montón de equipos «desconocidos». Vimos cómo Bazooka Puppies protagonizó una enorme sorpresa al principio de la temporada al vencer a Mosaic Esports, circunstancia que se repitió cuando CIS Hope se aseguró un puesto en las eliminatorias en LAN. Mientras que otras organizaciones pueden presumir de salarios y patrocinios, este no era más que un grupo de amigos decididos a disfrutar de Overwatch y demostrar su talento. Nos hizo recordar por qué Overwatch Contenders es una competición tan fascinante, ya que supone una verdadera oportunidad para que todos los jugadores den un paso adelante y destaquen por su destreza y estilo de juego.

La temporada tuvo multitud de momentos álgidos, pero, en mi opinión, el mejor se produjo en la primera semana. Todo el mundo afrontó la temporada pensando que British Hurricane, Team Gigantti y Mosaic Esports serían los tres mejores cuando se asentasen las cosas en la fase de grupos. Hurricane y Gigantti ganaron sus encuentros cómodamente, lo que confirmó nuestras sospechas. El primer duelo de Mosaic al día siguiente era contra Bazooka Puppiez, un equipo relativamente desconocido. El enfrentamiento nos sorprendió con una victoria por 3-2 para Bazooka Puppiez, que concluyó con un 2-1 en Oasis. ¡Estuvo increíblemente disputado, y yo nunca había estado metido tan de lleno en un enfrentamiento de Overwatch!

Mi momento favorito de la temporada de Contenders ocurrió en un lugar en el que nadie esperaría ver algo así, sino más bien todo lo contrario. En el último mapa del duelo entre Hurricane y Gigantti de la fase de grupos, Dorado, cuando un Gigantti impotente perdía por 0 a 3 ante la impresionante actuación de Hurricane, vimos algo que nunca he presenciado en todas las horas que he dedicado a Overwatch.

La idea de emplear a Bastion en Dorado para plantarlo sobre la carga y abrirse camino a base de potencia de fuego es muy conocida, pero la de elevarlo hacia el cielo sobre un muro de hielo de Mei desde el balcón de aparición de los atacantes era algo inaudito. LHCloudy tampoco se lo esperaba y murió sorprendido por las balas de ametralladora en su posición de inicio.

Kragie y British Hurricane nos demostraron que, incluso en un duelo tan desigual, Contenders de Europa siempre nos deja algo digno de ver. En este caso, la derrota de Gigantti fue también un aperitivo de una de las finales más disputadas jamás vistas en Overwatch.

Para mí, el momento más destacado de la temporada 1 fue la final entre Hurricane y Gigantti. No tenía ni la menor duda de que tendría recorrido: una serie al mejor de cinco partidas entre Hurricane, una organización que cuenta con el apoyo de los London Spitfire, contra un equipo que ganó la última vez con una plantilla de la que solo conservaba un jugador, Davin. Y, en efecto, fue un enfrentamiento de proporciones épicas en el que cada miembro dio lo mejor de sí mismo.

Mi momento preferido de la temporada 1 de Contenders de Europa fue la semana en la que todo se puso patas arriba: la primera. En teoría, íbamos a empezar a ver cuáles serían los equipos dominantes y quiénes liderarían sus respectivos grupos. El caso es que Orgless and Hungry vencieron a British Hurricane, Angry Titans le propinó una buena paliza a Gigantti y, en el grupo B, Young and Beautiful llevó a Eagle Gaming hasta Oasis. La semana estuvo repleta de sorpresas e hizo que nos lo replanteáramos todo.

Corea

El mejor momento de la temporada 1 de Contenders de Corea tiene que ser la sorprendente victoria de O2 Ardeont sobre Element Mystic. Por una parte, por las emociones de O2 Ardeont cuando lo lograron, saltando de sus sillas de la alegría; por otra, por la estampa de Daco, Jecse y el resto de Element Mystic, llorando por la derrota. Ese choque de emociones es lo que más me fascina de los esports. Aunque yo mismo y la mayoría de los analistas estábamos de acuerdo en que Element Mystic era el mejor equipo de Corea, no estuvo a la altura a la hora de la verdad. Probablemente sea el mayor fiasco de la historia de Overwatch en Corea.

La temporada 1 de Contenders de Corea ha sido un caldo de cultivo de jugadas dignas de mención desde el primer día, así que escoger un momento favorito es complicado. Dicho esto, el ganador tiene que ser Runaway. Sí, el equipo entero, con un increíble asalto en el tiempo extra en Blizzard World que estuvo a punto de darles de nuevo el mapa y una defensa en el punto A aún más increíble, ejecutada pocos minutos más tarde. El público, en una reacción más que justificada, premió esta exhibición con aplausos y vítores ensordecedores.

Norteamérica

Jugar en LAN puede sacar lo mejor de cualquiera, y por eso mi momento favorito de la temporada 1 es el fin de semana de las finales de Norteamérica y Europa. Pudimos ver cómo futuras superestrellas como Dalton ponían a prueba sus habilidades contra jugadores igual de jóvenes y, aun así, veteranos como WhoRU. Fuera del campo de batalla, la camaradería y el respeto entre todos los competidores nos ofrecieron un ejemplo admirable, y me siento muy afortunado de haber podido vivir eso.

Lo que más me emociona de Overwatch es ver cómo se le da la vuelta a una narrativa arraigada. El duelo entre Grizzlies y XL2 es un ejemplo perfecto: hizo añicos las expectativas de los comentaristas y los espectadores. XL2 estaba destinado a convertirse en el nuevo rey de Contenders tras la incorporación del héroe de la World Cup 2017, Fl0w3r. Sin embargo, XL2 se estrelló contra un muro de piedra erigido por el renovado juego de Zaprey, que volvió a sus raíces y se centró en su juego con Tracer, lo que le permitió ofrecer una actuación del máximo nivel que conmocionó a XL2 y llevó a Grizzlies a una victoria por 2-1. El enfrentamiento fue el ejemplo perfecto de la intriga que hace que merezca la pena ver cada encuentro de Contenders.

Pacifico

Me fascinaron las jugadas de Bello con Doomfist cuando su equipo, OneShine Esports, se enfrentó a Xavier Esports en la temporada regular. Su debut con el puño imparable fue impresionante en Hanamura: parecía que ni siquiera los rivales más fuertes eran capaces de escapar de sus ataques.

Mi momento favorito de la temporada 1 fue contemplar la composición de asalto de Detonator KR. Aún recuerdo la partida que jugó contra Machi Esports en el objetivo A de Hollywood como equipo defensor: los jugadores bloquearon de manera impecable el arco para detener los ataques de los enemigos y demostraron su excepcional movilidad con una composición de asalto.

El duelo de la temporada regular entre MEGA y Blank Esports, dos de los mejores equipos del grupo, fue épico e impresionante. Blank Esports demostró las ventajas de utilizar una composición con Tracer y Sombra, y optó por una composición multitanque en el mapa de control, pero MEGA seleccionó a Sombra y Junkrat para contrarrestarla de inmediato. La diversidad de composiciones de este enfrentamiento fue uno de los momentos más memorables del torneo.

El momento más inolvidable para mí fue la exhibición de Bello con Doomfist en Hanamura, que contribuyó a que OneShine Esports capturase los objetivos A y B en el último minuto. Aunque no solo fue gracias a su gran actuación personal, sino a la cooperación con todo el equipo. Fue un ataque asombroso tanto por su espectacularidad como por su ejecución estratégica.

Lo que más me gustó de la temporada 1 fue la final entre Detonator KR y Blank Esports. Todo el mundo daba por hecho que Detonator KR ganaría la primera temporada con su plantilla completamente coreana, pero los jugadores de Blank Esports demostraron que merecían estar sobre el escenario para luchar por el mayor de los honores. El duelo fue mucho más intenso de lo que nadie se esperaba y el marcador estuvo empatado hasta el quinto mapa, donde Detonator KR se llevó la victoria. Aunque Detonator KR se alzó como vencedor, me impresionó Blank Esports por su crecimiento y mejoría. Está claro que, con una plantilla caracterizada por la diversidad y un trabajo en equipo muy sólido, volverá a ofrecernos grandes actuaciones.

Sudamérica

La primera temporada de Overwatch Contenders de Sudamérica fue única. La creación de un campeonato oficial en nuestra región atrajo las miradas de todos, desde jugadores hasta grandes organizaciones, y nos permitió cumplir con el objetivo de mejorar nuestro nivel de juego. Ningún encuentro estuvo exento de sorpresas y la pasión estuvo presente en todo momento. Más allá de las exhibiciones de destreza, sentido estratégico y juego en equipo por parte de Brasil Gaming House e Isurus Gaming —sobre todo en la gran final—, otros equipos, como paiN Gaming, Nocturns Gaming, Just W y Caverna Esports, pudieron demostrar su potencial y dejar claro que la temporada 1 tan solo ha sido el comienzo de la senda hacia la victoria.

La oportunidad que Overwatch Contenders le ofrece a Sudamérica es increíble. Equipos experimentados como Brasil Gaming House e Isurus Gaming pudieron demostrar el porqué de su hegemonía en este rincón del planeta con una temporada regular impresionante (en la que acabaría por imponerse el segundo) y unas eliminatorias aún más geniales (donde BGH se cobró cumplida venganza). Además, equipos prometedores como Just W, paiN gaming y Nocturns Gaming exhibieron una constante mejoría a lo largo de la temporada con encuentros disputados en los que demostraron que los equipos de nuestra región cuentan con el potencial para alcanzar importantes metas.

Seguid muy atentos a la cuenta oficial del Camino a la gloria de Overwatch en Twitter para obtener más información sobre la Open Division, Contenders, la Overwatch World Cup y Flash Ops.