1422-valiant-win.jpg

Me temo que hoy debo empezar con malas noticias: la Overwatch League parece haber regresado a la programación habitual de triple tanque y triple héroe de apoyo. Tras hablar con jugadores de varios equipos a lo largo de las dos primeras semanas de la segunda fase, me queda la sensación de que la mayoría de los equipos profesionales siempre abordarán la victoria como una cuestión de eficiencia: lo primordial para ellos es dominar la composición con la mayor probabilidad de éxito en lugar de atreverse con estrategias creativas pero arriesgadas. Por este motivo, los tres mejores equipos indiscutibles en la liga actualmente —los Vancouver, los New York y los San Francisco— no llegan a apartarse de las composiciones 3-3. Y es que no lo necesitan: su mejor versión del 3-3 es lo bastante buena para protegerse de prácticamente cualquier intento de contrarrestarla (siempre que no se trate de los Chengdu Hunters).

Los tres mejores están cómodos en lo más alto de la tabla, pero hay mucho de lo que hablar sobre la segunda semana de liga.

1. Lo consiguieron: Los Angeles Valiant se hicieron al fin con su primera victoria de la temporada 2019 tras un sufrido 3-2 contra unos Atlanta Reign en apuros. Es cierto que hemos visto rachas de sequía más prolongadas en la liga, pero el jugador de apoyo Scott «Custa» Kennedy asegura que la suya le ha pasado especial factura a un equipo que se había acostumbrado al éxito y, con ella, perdió confianza sobre el escenario. Los veteranos estrella estaban visiblemente frustrados, mientras que los nuevos titulares sentían que no podían demostrar todo su potencial.

«Se vio en los mapas 2 y 3 contra los Atlanta —explica Custa—. En el tercero, no jugamos nuestro estilo debido a la mentalidad del miedo a perder: en circunstancias así, jugamos para no perder, y eso se notó».

1422-custa.jpg

Gran parte de las dudas se hacen evidentes en la comunicación del equipo en partida, algo que Custa considera la principal preocupación del conjunto. «Entró Izayaki, que no habla demasiado inglés —comenta—, y tenemos a KSF, que suele ser bastante callado, así que la dinámica del equipo cambió un poco, y el 3-3 es una composición que requiere mucha comunicación. Creo que eso nos perjudicó mucho y es algo que todavía estamos trabajando e intentando corregir».

Los deslices en partida siguen ahí, como comprobamos en la derrota 2-1 de los Valiant ante los Gladiators en la batalla de Los Ángeles del domingo, cuando la falta de toma de decisiones proactivas perjudicó mucho al equipo en momentos clave del duelo. Aun así, como dice Custa, da la sensación de que se han quitado un peso de encima: «Espero que contribuya a mejorar nuestra mentalidad en adelante».

2. La comunicación en partida fue también un tema que tocó el tanque secundario de los Dallas Lucas «NotE» Meissner cuando hablé con él tras su debut del sábado con su nuevo equipo, que acabó con un triunfo aplastante 4-0 contra los Toronto Defiant. Describe la estructura de toma de decisiones de los Fuel más como un «esfuerzo combinado» que lo que conocemos de los Boston Uprising y, en general, el planteamiento en partida es más organizado: «Los Dallas son bastante menos agresivos y no van tan a por todas al iniciar combates, sino que sopesan mucho más las jugadas de antemano en lugar de lanzarse y dejarlo todo básicamente en manos de las mecánicas a partir de ahí».

1422-note.jpg

NotE ha encajado a las mil maravillas desde su llegada y ha contribuido a que los Fuel inicien la segunda fase con un 2-0. Hasta ha tenido la oportunidad de exhibir otras facetas de su juego, con varios cameos con Tracer, Hanzo, Orisa y Zarya. Aunque este es un NotE que no conocíamos hasta ahora en la Overwatch League, él me asegura que, antes de convertirse en profesional, siempre hacía lo posible por jugar de todo en partidas competitivas excepto D.Va.

«Jugaba de todo menos mi función principal —me cuenta—. Entraba en partidas competitivas y veía hasta qué punto podía evitar jugar con D.Va y, en su lugar, utilizar a Soldado, Winston, Hanzo, Tracer u otros héroes. He jugado una cantidad absurda de Zenyatta en partidas competitivas, seguramente más que muchos jugadores de Zenyatta».

Su comportamiento en ese entorno competitivo se debe a su disfrute personal. «No puedo hacer tareas repetitivas sin acabar aburriéndome, así que jugar al mismo héroe sin parar no me resulta tan interesante como jugar con todos los personajes —explica, y se ríe antes de continuar—. Obviamente, es bueno para estar preparado para cuando tu equipo te dice "Oye, ¿quieres jugar a Tracer?" y contestar "Pues claro, llevo entrenando toda la vida para esto"».

3. Los Dallas fueron uno de los dos equipos que no jugó su primer encuentro hasta la segunda semana. El otro fueron los Houston, que tuvieron que hacer frente a un oponente mayúsculo para estrenarse: los Titans. Aunque los Outlaws lograron imponerse en el primer mapa, el resto del enfrentamiento fue bastante desigualado en favor de los actuales campeones de fase. Pese al desequilibrio en el marcador, algo que llamó la atención fue el duelo de Anas entre Ju-Seok «Twilight» Lee, de los Vancouver, y Shane «Rawkus» Flaherty, de los Houston.

¡Dardos sedantes por doquier! De hecho, según nuestro productor de estadísticas, Ben «CaptainPlanet» Trautman, entre los dos acumularon 52 dardos en ese enfrentamiento. Para los más curiosos, hasta ahora, estos son los cuatro jugadores con el mayor número de Dardos sedantes en un único encuentro en la segunda fase:

  • Greyy contra los Chengdu, primera semana (29)
  • JJoNak contra los Mayhem, segunda semana (28)
  • Twilight contra los Houston, segunda semana (28)
  • Rawkus contra los Vancouver, segunda semana (24)

4. Más información sobre Ana: la hemos visto aparecer más durante la segunda fase, después de que los equipos hayan empezado a experimentar con variaciones del 3-3 y con composiciones orientadas al DPS, porque ambos casos implican jugadas muy influyentes tanto en ataque como en defensa. Aquí os dejo un breve vistazo a algunos de los especialistas de Ana más destacados de la liga, según los números de CaptainPlanet.

Seong-Hyun «JJoNak» Bang sobresale en el apartado ofensivo —¿a quién le sorprende si tenemos en cuenta cómo juega a Zenyatta?—, mientras que Rawkus destaca por su capacidad de sanación, a pesar de haber jugado tan solo un encuentro hasta ahora. A Twilight se le da bien todo, simplemente. Por último, Je-Hong «ryujehong» Ryu, el mismísimo dios de Ana, sigue un escalafón por encima del resto en cuanto a precisión con Dardo sedante.

Daño infligido a héroes/10 min Sanación realizada/10 min Enemigos dormidos/10 min Granadas bióticas/10 min Asistencias defensivas/10 min Asistencias ofensivas/10 min
Twilight (Titans) 4452 (2.º) 8717 (4.º) 7,07 (5.º) 7,65 (2.º) 15,90 (1.º) 11,89 (2.º)
JJoNak (NYXL) 5151 (1.º) 7375 (11.º) 6,95 (6.º) 9,04 (1.º) 14,15 (4.º) 14,68 (1.º)
AimGod (Uprising) 3317 (12.º) 9205 (3.º) 6,77 (7.º) 6,45 (4.º) 14,50 (3.º) 10,31 (6.º)
uNKOE (Fuel) 3081 (14.º) 10 351 (2.º) 3,91 (15.º) 5,86 (5.º) 15,38 (2.º) 11,23 (4.º)
Rawkus (Outlaws) 3203 (13.º) 10 587 (1.º) 7,85 (2.º) 3,93 (15.º) 10,47 (7.º) 6,54 (16.º)
ryujehong (Dynasty) 4451 (3.º) 7102 (13.º) 8,74 (1.º) 5,34 (6.º) 9,72 (9.º) 8,26 (11.º)

5. ¡Es la hora de los superlativos!

En primer lugar, los Titans están ahora entre los cinco mejores tiempos en seis mapas, incluidos dos puestos de los tres mejores en Rialto. Las contrarrelojes de esta semana se produjeron contra los Seoul, en Anubis y Eichenwalde. Los Vancouver juegan a Overwatch como si llegaran tarde a una cita, y eso nunca dejará de ser entretenido.

En segundo lugar, no suele ocurrir que un solo jugador elimine al equipo rival al completo, pero justo eso es lo que Jun «Erster» Jeong, de los Atlanta, hizo el domingo ante los Washington al protagonizar esta locura con Tracer (con un poquitín de ayuda de un PEM). Le bastó una simple Bomba de pulsos. Soñad con cosas grandes, chicos.

Por último, este fin de semana disfrutamos de un par de increíbles resistencias defensivas en Hanamura. Los Philadelphia Fusion mantuvieron a raya a los London Spitfire durante 5 min 10 s en el punto A en la ronda de reserva de tiempo, mientras que los Valiant sobrevivieron durante 4 min 37 s al acoso y derribo de los Gladiators con una defensa que incluyó varias jugadas increíblemente decisivas como esta:

6. Mientras que algunos equipos como los Dallas, los San Francisco y los LA Gladiators se han disparado en la tabla, me gustaría dedicarles también un momento a los que tanto prometían en la primera fase y, no obstante, han comenzado la segunda renqueando. El mayor bajón lo han protagonizado los Guangzhou Charge, que van 0-4 y son una tímida sombra de lo que fueron. Estamos empezando a descubrir la otra cara de la juventud de una plantilla a la que sus rivales han arrasado en cada uno de los últimos cinco enfrentamientos.

En cuanto a los Atlanta, tan solo han logrado hacerse con un triunfo en sus cuatro intentos hasta el momento; un síntoma, sobre todo, de algunos tumultuosos cambios de plantel que le han arrebatado al equipo buena parte del estilo de juego dinámico que exhibió en la primera fase. Los Toronto están pasando por circunstancias similares: fichar a una estrella de la jerarquía como Jin «Im37» Hong fue una apuesta arriesgada, pero le costará un tiempo integrarse por completo en un estricto conjunto de profesionales como el que llevó a los Defiant a las eliminatorias de la primera fase.

El calendario que les espera a los Toronto es bastante duro, pues tienen que afrontar tanto a los San Francisco como a los Vancouver, y es posible que no los veamos recuperar la forma hasta la tercera fase. Mientras tanto, el duelo de la tercera semana entre los Atlanta y los Guangzhou el domingo debería desvelarnos mucho sobre la capacidad de recuperación de estos dos equipos, sobre todo porque ambos disputarán encuentros complicados esta semana antes de verse las caras.

7. Durante el descanso del duelo del viernes entre los Chengdu y los Shanghai, a Matthew «Super» DeLisi, tanque principal de los Shock, le preguntaron cuál era su pronóstico. Sin dudar un instante, dijo que ganarían los Dragons e incluso anticipó lo que ocurriría en el siguiente mapa, King's Row: «Te juegan malas pasadas con cosas muy poco convencionales».

Y justo eso es lo que hicieron. En términos generales, la fe de Super en sus habituales compañeros de entrenamiento dio sus frutos, porque los Shanghai contaron con una respuesta para casi todas las estrategias insólitas de los Hunters. En dos enfrentamientos hasta la fecha, los Dragons han logrado lidiar con los Chengdu con facilidad, y el capitán del equipo, Young-Jin «YOUNGJIN» Jin, me dijo tras la victoria 3-1 que no le parece especialmente complicado prepararse para jugar contra ellos.

youngjin

«Los Chengdu son conocidos por sus DPS, así que nos fijamos en las funciones y en lo que juega cada uno para buscar maneras de contrarrestarlos —explica—. Nos adelantamos a todo lo que habían preparado, excepto a lo que hicieron en París».

Una cosa es adelantarse y otra cosa es poner en práctica lo planeado. Aunque la destreza individual que posee el plantel de los Shanghai es evidente, el equipo no siempre ha conseguido estar a la altura de su potencial (o de los resultados en los encuentros de práctica). Con un registro de 1-2 en la segunda fase y un 4-6 en total, todavía tienen mucho margen de mejora si quieren convertirse en un equipo de eliminatorias.

Pero, entonces, ¿cuál ha sido el problema?

«Es posible que, cuando estamos sobre el escenario, nos puedan los nervios y empecemos a cometer errores o a olvidar lo que habíamos practicado —dice YOUNGJIN—. Aún no hemos podido demostrar de lo que somos capaces si tomamos como referencia cómo jugamos en los entrenamientos. En una escala del 1 al 10, seguramente no hayamos demostrado siquiera la mitad de lo que podemos hacer».

Lo más probable es que los Shock hayan visto las actuaciones de 10 de los Shanghai en sus entrenamientos. Con suerte, pronto podremos disfrutar de ellas el resto de nosotros.

Ved todos los encuentros de la temporada 2019 en directo o a la carta en overwatchleague.com, la aplicación de la Overwatch League y nuestro canal de Twitch.