En marzo, en torno a la fecha del cumpleaños de Dante «Danteh» Cruz, sus padres estaban en la ciudad, y la familia fue a comprar tacos en un supermercado mexicano.

«Había frutas muy chulas que nunca había visto —recuerda—. Me pregunté a qué sabrían y compré algunas. Y sí: ¿por qué no probarlas en una retransmisión?».

La retransmisión de la fruta (su favorita fue «la viscosa con pepitas»), aquella vez que les enseñó a sus espectadores cómo usar un irrigador dental, todos los desvaríos que acaban en su cuenta de Twitter... Lo que el mundo ve de Danteh es una manifestación de libertad que roza lo absurdo y transpira una total autenticidad. «Siempre he sido un trol. No soy nada serio —admite—. Digo tonterías y hago tonterías, y eso hace que la gente se ría».

Por qué deberíais comprar un Waterpik

Este chico de 20 años del Medio Oeste de los Estados Unidos se estrenó como retransmisor de Minecraft y se hizo popular como jugador competitivo JcJ antes de centrar su interés en Overwatch. Al principio, Danteh no sabía que los profesionales cobraban. «Era amigo de un jugador de Minecraft, Agilities, que empezó como profesional en Immortals. Hablé con él y le dije: "¿Cómo? ¿Que te pagan? Qué locura"».

Lo impensable acabó por materializarse en una carrera profesional muy real cuando empezó a tener éxito en el circuito de torneos semanales y mensuales, primero con Denial eSports y luego con Arc 6, un equipo que contaba con otras caras conocidas de la Overwatch League, como Scott «Custa» Kennedy e Indy «Space» Halpern, de Los Angeles Valiant.

«Ganamos el último Alienware Monthly Melee en mayo de 2017 y quedamos terceros en el anterior, así que creo que ahí fue cuando empecé a creérmelo —dice—. La Overwatch League estaba enviando correos, se anunciaron algunas cosas y los equipos estaban reclutando jugadores. Todo estaba cambiando, y nosotros éramos muy buenos en esos momentos, así que pensé que era posible».

Para prepararse para la liga, empezó a retransmitir todos los días —a veces hasta durante ocho horas— y se mantuvo entre los 10 mejores de la jerarquía. Su primera prueba fue con los San Francisco Shock, y la oferta le llegó dos semanas tras el inicio del período de contratación. La aceptó, claro.

La temporada inaugural no fue un camino de rosas, y Danteh se pasó la mayor parte de la cuarta fase calentando banquillo después de que el prodigio Jay «Sinatraa» Won cumpliese la edad necesaria para jugar. Después, el segundo entrenador Bum-Hoon «NineK» Kim le propuso un reto personal.

«Siempre seleccionaba la perspectiva de Sinatraa cuando observaba los entrenamientos durante la cuarta fase de la temporada pasada —recuerda Danteh—. NineK me dijo: "¿Por qué quieres ser como Sinatraa? Encuentra tu estilo propio. Eso es lo que te hace especial. ¿Qué héroes puedes llevar tú y qué héroes puede llevar Sinatraa?". Creo que así es como te conviertes en un buen jugador: con tu estilo propio».

Para Danteh, desarrollar un estilo propio implicaba dominar su mejor héroe. «Es cierto que el año pasado jugué más con Tracer, pero creo que se me conoce más por Sombra. Era un buen jugador de Tracer, pero no el mejor. Cuando piensas en Tracer, se te vienen a la cabeza jugadores como Striker, Saebyeolbe y Sinatraa».

No obstante, Sombra es una heroína que Danteh comprende mejor que la mayoría de sus colegas de la liga, ya que no ha dejado de usarla pese a los diversos rediseños y cambios de equilibrio que ha sufrido en los dos últimos años.

«Hay héroes buenos que nadie conoce realmente bien —reflexiona—. Por ejemplo, Mei lleva ya tiempo siendo bastante buena, pero la gente no se dio cuenta de su potencial hasta el final del metajuego del 3-3. Siempre hay héroes que son muy interesantes y que pasan desapercibidos un tiempo, y yo simplemente me dediqué a practicar con Sombra cuando nadie la usaba, y luego mejoró mucho. Por eso, ahora les saco ventaja a los demás».

Sí, @danteh. ¡Lo de «PEM monstruoso» va por ti!

En cierto modo, el proceso de autodescubrimiento de Danteh es un reflejo del que ha experimentado su equipo durante esta temporada. Tras una segunda fase sin una sola victoria que él resume como «muy desmoralizadora», los Outlaws tuvieron que hacer una introspección, y llegaron a una conclusión conocida con la ayuda de algunos errores afortunados.

«Normalmente ganamos cuando hacemos cosas que no hacen los demás equipos, pero, cuando empleamos un estilo tradicional, no tenemos tanto éxito —explica Danteh—. Creo que se nos da mejor jugar con composiciones absurdas. Lo que he aprendido es que debemos tratar de evitar el metajuego».

Se ríe después de esa respuesta, pero esconde algo más que una pizca de verdad. Los Outlaws han tenido más éxito este año cuando han tirado el manual a la basura y han vuelto a los héroes con los que se sienten más cómodos o han improvisado con estrategias no probadas. La Sombra de Danteh pertenece a esa primera categoría y ha sido esencial para algunos de los triunfos más asombrosos del equipo: por ejemplo, su sorprendente victoria contra los San Francisco en la tercera fase y el triunfo contra los LA Gladiators de hace un par de semanas.

Sin embargo, el hecho de hallar su propio estilo no es el final del trayecto para Danteh, sino solo el comienzo. Tiene objetivos tanto inmediatos como a largo plazo. Quiere ampliar su repertorio de héroes (ya está en ello, como ha demostrado en la cuarta fase), quiere ser titular con la selección estadounidense en la Overwatch World Cup (cruza los dedos) y quiere llegar a las eliminatorias de la Overwatch League (aún tiene una minúscula posibilidad), si no este año, desde luego en algún momento de su carrera. Cuando acabe la temporada, tiene pensado retransmitir mucho más (aunque no promete más aventuras frutales), pero no se opone a darle vidilla a la cosa para que no se estanque.

Tanto si se dedica a darlo todo en Overwatch como si recurre a la extravagancia, hay algo que es seguro: será una experiencia única al estilo Danteh.

Ver a @danteh es toda una experiencia