¿Recuerda alguien una semana más loca en Overwatch? Cuando se abrieron las puertas el jueves, los New York Excelsior y los Vancouver Titans estaban a punto de asegurarse los títulos de la división del Atlántico y del Pacífico, mientras que los Shanghai se habían recuperado de su derrota ante los Titans. El primer duelo de la semana nos dejó una victoria de los Spitfire contra los Charge muy típica del equipo londinense.

Entonces se armó la gorda. Los Toronto Defiant sorprendieron a los Dragons y luego los Florida Mayhem derrotaron a los Spitfire. Para el final de la semana, tanto los Titans como los NYXL habían sufrido su primer 0-4 de la historia a manos de los Washington Justice y los Chengdu Hunters, respectivamente. Cuarta fase, caos eres tú.

Pero ¿importó todo eso al final?

Es una pregunta más complicada de responder de lo que puede parecer.

La Overwatch League estuvo muy dividida entre la mitad superior e inferior de la tabla a lo largo de las tres primeras fases de la temporada. Esto significa que hay equipos que ya tienen asegurada una plaza en las eliminatorias (los Titans, los NYXL y los San Francisco Shock), mientras que los Defiant, los Justice y los Mayhem podrán dedicarse a desbaratar los planes de los equipos que aún tienen posibilidades, pero poco más. Para ambos conjuntos de equipos, la respuesta a la pregunta «¿ha importado para algo esta semana?» es, en general... no.

Para el resto de la liga, la respuesta muy distinta. Las tres plazas restantes que aseguran la participación en los playoffs siguen sin dueño, y todos los equipos no eliminados ni clasificados todavía cuentan con alguna posibilidad, por minúscula que sea, de entrar en el torneo clasificatorio.

La siguiente pregunta es: ¿qué probabilidad hay de que lo consigan?

Para responderla, recurro al Elo de la Overwatch League (EOL), y lo utilizo para crear un modelo con el que simular los resultados del resto de la temporada y extraer de esas simulaciones las probabilidades de clasificación para playoffs. El EOL no solo supone un punto de partida para identificar el potencial actual de un equipo en un metajuego determinado, sino que también es el marco que nos permite averiguar cómo podría progresar a lo largo del resto de sus enfrentamientos. La simulación no debería haber anunciado la sorpresa de los Justice contra los Titans (y no lo hizo: los Titans eran favoritos en un 89 % de los resultados pronosticados), pero sí saber que, al saltar la sorpresa, tiene que reevaluar el potencial de los Justice en sus resultados hipotéticos (y lo hizo: los Justice les arrebataron a los Titans casi 134 de Elo tras el triunfo).

Lazy Elo Power Rankings : Master(s)? I hardly know her

I'm glad that I automate this, bc god help anyone trying to do brain-based power rankings this week. Massive week for Justice , Charge, Defiant, and Mayhem. Though, 3/4 of those teams are eliminated from playoffs pic.twitter.com/ibHs46ZbzW

— Ben Trautman (@CaptainPlanetOW) August 5, 2019

El ejemplo anterior es un motivo perfecto para emplear el EOL como modelo para evaluar los resultados de futuros encuentros en lugar de lanzar al aire una moneda virtual. Aunque es posible que los Boston Uprising ganen el resto de sus enfrentamientos y se cuelen entre los 12 mejores, el EOL es menos optimista en comparación con un lanzamiento de moneda no ponderado para cada duelo. Además, tiene la capacidad de predecir resultados mediante una simulación de Montecarlo, que, básicamente, es una forma de forzar probabilidades simulando miles (o, en este caso, decenas de miles) de resultados y juntarlos todas en un porcentaje de un gran total general.

Aplicar una simulación de Montecarlo al resto del calendario de encuentros y evaluar las situaciones de desempate es mucho más enrevesado que simular un único duelo, pero también mola, así que lo he hecho para vuestro deleite. Os presento el sistema de simulación de resultados de la Overwatch League. En este caso, utilizaremos 100 000 resultados simulados para evaluar la probabilidad que tiene cada equipo de acabar en cada posición al final de la cuarta fase.

Comencé a utilizar el sistema en secreto al principio de la semana, lo que significa que podemos comparar cómo ha cambiado el panorama de la liga la locura de la segunda semana. Empecemos por comparar el puesto medio pronosticado de cada equipo al principio de cada semana con la posición que alcanzó al cabo de una de las semanas con más sorpresas de la historia de la liga:

Equipo Puesto medio pronosticado: final de la semana 3 Puesto medio pronosticado: inicio de la semana 3 Subida/bajada (menos es mejor)
Titans 1,24 1,21 0,03
NXYL 2,15 2,14 0,01
Shock 2,6 2,84 -0,24
Gladiators 5,45 5,8 -0,35
Spitfire 5,91 6,24 -0,33
Spark 6,51 5,97 0,54
Dynasty 7,74 8,61 -0,87
Fusion 7,99 9,56 -1,57
Dragons 8,52 7,8 0,72
Reign 9,54 11,33 -1,79
Charge 11,16 10,95 0,21
Hunters 11,29 11,5 -0,21
Valiant 13,1 13,03 0,07
Fuel 13,13 12,4 0,73
Outlaws 15,61 14,31 1,3
Eternal 16,11 14,55 1,56
Uprising 16,03 16,15 -0,12
Defiant 17,13 17,14 -0,01
Justice 18,89 19,22 -0,33
Mayhem 19,87 19,6 0,27

Para empezar, hay dos cosas que quedan claras: los equipos de arriba y de abajo no se movieron prácticamente, y dos pares de equipos del Atlántico podrían haber dado un vuelco a sus destinos durante la semana del caos. En primer lugar, las buenas noticias: los Philadelphia, tras perder dos igualados encuentros con desempate en la primera semana, se repusieron para derrotar a los Houston 3-1 y vencer por los pelos a los Toronto 3-2. Estos dos triunfos impulsaron su puesto medio pronosticado (PMP) a 7,99, una mejora de más de un puesto y medio. Ganarles a los Houston también les otorgó la ventaja en el desempate particular en caso de que ambos equipos acaben la temporada con el mismo diferencial de encuentros y mapas. Si cada equipo hubiese vencido al otro una vez (los Philadelphia ya habían derrotado a los Houston 4-0 en la segunda fase), habrían tenido que disputar un duelo de desempate para determinar su posición final*.

* Los Shanghai y los Guangzhou podrían verse en esa situación tras repartirse las victorias en sus dos enfrentamientos con la misma puntuación de mapas.

Hablando de vencer a los Houston, los Reign también lo lograron y se cargaron cualquier esperanza que pudieran tener los Houston de llegar a un posible desempate. Los Reign acumulan ahora una racha de cinco victorias que iniciaron en su Homestand, y han mejorado su PMP en casi dos puestos en una sola semana. El último equipo que subió mucho fueron los Seoul, que solo jugaron un único encuentro contra los Valiant y mejoraron su PMP en 0,87 para colocarse además por delante de los Valiant en su duelo particular de la temporada. El PMP de los Valiant no cambió demasiado porque también jugaron y derrotaron a los Fuel (cuyo PMP sí que sufrió un revés).

Ahora tocan las malas noticias. Las mejoras en los resultados de la temporada para los Reign y los Fusion se produjeron a costa de los Outlaws y los Eternal, cuyos PMP aumentaron más de un puesto. Ya mencioné antes que, debido a su derrota ante sus rivales de división, los Houston perdieron dos posibles desempates al final de la temporada en una sola semana. Los Paris también perdieron uno de sus posibles desempates al sufrir una paliza a manos de los Reign.

Pese a todo lo negativo, los Eternal y los Outlaws aún tienen una oportunidad. Después de todo, el PMP tan solo desvela una pequeña parte del panorama. Demos un paso atrás y veamos con más perspectiva en qué posición tiene más probabilidades de acabar cada equipo, teniendo en cuenta sus resultados simulados:

img1.png
Probabilidad relativa de cada equipo de alcanzar cada puesto de playoff. El tamaño de la burbuja corresponde a la probabilidad porcentual de alcanzar una posición, mientras que las cifras indican la clasificación media en playoffs.

Tras forzar mucho la vista, es probable que los aficionados de los Houston y los Paris estén pensando: «o sea, ¡que es posible!». Este gráfico muestra la incertidumbre que rodea a los puestos del 4 al 12. Mientras que los Gladiators, los Spitfire y los Spark siguen siendo favoritos para hacerse con las plazas restantes entre los seis primeros, los Dynasty, los Fusion, los Dragons y unos Reign en alza aún tienen posibilidades reales de evitar el torneo clasificatorio.

Sus probabilidades también alcanzan el otro extremo cuando nos acercamos al límite del torneo clasificatorio. Es muy probable que equipos como los Spark, los Seoul, los Fusion u otros queden entre los 12 mejores, pero existen situaciones en las que no lo harán. Es en esos improbables escenarios en los que equipos como los Houston, los Boston y los Paris todavía podrían llegar al torneo clasificatorio y, tras un último esfuerzo, entrar en las eliminatorias de temporada.

Ahora os estaréis preguntando: ¿tan improbables son esos escenarios? Aquí os dejo un gráfico con las probabilidades de que cada equipo acabe entre los 6 y los 12 mejores al final de la temporada regular, según este sistema:

img2.png
Probabilidad de cada equipo de acabar entre los 12 mejores y los 6 mejores al final de la temporada regular.

Vuestros ojos no os engañan: no solo los Boston, los Houston y los Paris siguen con probabilidades de estar entre los 12 mejores, ¡sino que los Dallas, los Chengdu y los Guangzhou todavía tienen una oportunidad muy real de estar entre los 6 mejores! El equipo con menos probabilidades de los tres, los Dallas, se sitúa entre los 6 mejores en 83 de los 100 000 resultados simulados, lo que supone un 0,1 % de posibilidades (redondeando hacia arriba). Para ello, necesitan una sucesión de circunstancias desternillantes, entre las que se encuentran:

1. Que los Spitfire o los Gladiators pierdan todos los encuentros que les quedan.

2. Que los Fuel ganen todos los encuentros que les quedan y superen con su diferencial de mapas (de -14 ahora mismo) al +9 de los Spitfire o el +17 de los Gladiators.

3. Que los Fusion no ganen más de un encuentro.

4. Que los Dynasty no ganen más de un encuentro.

5. Que los Spark o los Dragons (pero no ambos) ganen tres o más encuentros.

Como los Dallas y otros equipos aspirantes a estar entre los 6 mejores, los Paris todavía cuentan con una diminuta posibilidad de avanzar al torneo clasificatorio. De 100 000 simulaciones, se meten entre los 12 mejores en 263 resultados. Esta es la lista de cosas inverosímiles que deben ocurrir para ello:

1. Que los Eternal ganen todos los encuentros que les quedan.

2. Que los Uprising no ganen ninguno de los encuentros que les quedan.

3. Que los Hunters no ganen ninguno de los encuentros que les quedan.

4. Que los Fuel y los Valiant pierdan tres de los encuentros que les quedan.

Hay vías alternativas que requieren que los Charge pierdan todos los encuentros que les quedan. Este es el poder de este sistema de simulaciones: no tengo que pensar en todos los posibles escenarios que podría depararnos el resto de la temporada. En vez de eso, le pregunto con educación lo que piensa —100 000 veces— y, con ello, hasta los resultados más insólitos se hacen posibles aunque sea una única vez. La zona media de la tabla todavía está en juego, y estoy deseando ver cómo se calienta la competición en los últimos compases de la temporada regular 2019.

Podéis ver todos los encuentros de la temporada 2019 en directo y a la carta en overwatchleague.com, en la aplicación de la Overwatch League, en nuestro canal de Twitch, en MLG.com y en la aplicación de MLG.