Llegó la semana de Tácticas del juego tardío a Overwatch, en la cual daremos cierre a la serie de contenidos educativos que abarca todas las franquicias y que ya ha tratado otras etapas del juego durante las semanas de Jugadas iniciales y Tácticas del juego medio. En esta oportunidad, nos enfocaremos en las fases finales de cada mapa o partida, las cuales a menudo marcan la diferencia entre la victoria y la derrota. Luego de explicar el “C9”, detenernos en las cifras del tiempo extra y analizar una pelea de equipos final, hoy compartiremos algunos consejos para completar mapas de escolta.

Te sientes en la cima del mundo. Quedan cinco minutos, tu equipo avanza de manera implacable tras obtener eliminaciones clave al comienzo de las peleas y lograr sincronizar las grandes habilidades máximas. Llega la hora de concretar la victoria y completar el mapa, pero una y otra vez te quedas a mitad de camino. De pronto, comienzas a escuchar la música del tiempo extra y te piensas, “Un momento, ¿cómo llegamos a esto?”.

Tácticas del juego tardío: Análisis de una pelea de equipos final

Analizamos la pelea de equipos final entre Corea del Sur y Reino Unido en la Copa mundial de Overwatch.

Completar mapas de escolta puede convertirse en una difícil tarea. Si bien por lo general sentimos que la decisión adecuada es proteger la carga a toda costa, a veces la respuesta acertada se encuentra en tomar ideas de los enfoques estratégicos y tácticos utilizados en otros tipos de mapas, como en aquellos de control o asalto. La primera táctica que necesitas tener en cuenta es la de posicionamiento. Dado que hay muchos factores a tener en cuenta, identificar las ubicaciones ventajosas viables de forma instantánea puede ser una tarea difícil. Por este motivo, te daré algunos consejos.

Observatorio: Gibraltar es un ejemplo clarísimo sobre cómo responder a la necesidad de obtener ventaja desde el terreno elevado. Allí, la clave para el equipo atacante se encuentra en utilizar a su favor el terreno elevado de la defensa, es decir, planificar prácticamente como si estuvieras defendiendo en un mapa de asalto. Si le indicas a tus héroes con movilidad vertical que avancen con la carga mientras tus jugadores de apoyo o DPS lentos y vulnerables rotan en dirección al terreno elevado, la defensa tendrá más dificultades para detener la carga, ya que estará ocupada con la lluvia de balas que cae desde arriba.

En el video anterior se puede ver con gran claridad esta situación. Allí, New York Excelsior toma a Dallas Fuel por sorpresa en la fase 4 de la temporada 2018 de la Liga Overwatch. Con apenas dos minutos restantes, Hae-Seong ”Libero” Kim consigue eliminar a una Widowmaker del equipo defensivo, mientras que Do-Hyeon “Pine” Kim aprovecha inmediatamente la oportunidad de apropiarse por completo del terreno elevado que ahora se encontraba disponible. Desde allí, todo marchó viento en popa, ya que, si bien Pine fue finalmente derribado, ya era demasiado tarde para Dallas: New York había conseguido solidificar su posición ofensiva y amenazó en reiteradas oportunidades las puertas del cuarto de reaparición del equipo defensivo.

En el caso del final de Ruta 66, nos encontramos ante un panorama muy diferente. Si bien los dos puntos iniciales se caracterizan por sus espacios abiertos y sus rutas para el flanqueo, el tercer y último punto se encuentra ubicado en una zona estrecha y cerrada. Aquí es donde brillan las poderosas combinaciones de habilidades máximas. Debido a la ventaja de reaparición del equipo defensivo, puede resultar difícil terminar un mapa como Ruta 66. Este campo de batallas compacto puede conducir a eliminaciones inesperadas, las cuales en última instancia permiten que el equipo defensivo estabilice su situación mientras gana tiempo. La forma más fácil que tienen los equipos atacantes de abordar esta situación es eliminar al equipo enemigo por completo al mismo tiempo.

Existe un motivo por el cual los equipos profesionales prefieren utilizar la Oleada de gravitones de Zarya y el Quebrantasuelos de Reinhardt para terminar un mapa como Ruta 66. Mientras que los pasos estrechos favorecen por su naturaleza a dichas habilidades máximas, su capacidad para acabar con la defensa en cuestión de segundos (a diferencia de la Ira primigenia de Winston, por ejemplo) las convierten en habilidades máximas ideales para finalizar un combate sin la necesidad de apuntar con precisión milimétrica o de contar con un posicionamiento de primera.

Por ello, la próxima vez que te encuentres rumbo al último tramo de un mapa de escolta, recuerda lo siguiente: puedes tener un equipo entero haciendo gestos detrás de un escudo de Reinhardt, así como también puedes planificar una maniobra en el terreno elevado y obtener una ventaja sobre la defensa, o bien prepararte para hacer grandes combinaciones de habilidades máximas.

¡Sigue a Jonathan ”Reinforce” Larsson en Twitter y Twitch!